Saltar al contenido

Bastones plegables para defensa personal

La diferencia entre un bastón plegable para caminar y un bastón plegable para defensa personal no estriba tanto en el diseño o los materiales como en los conocimientos de quien lo sostiene.

Si quieres poder defenderte usando un bastón plegable te recomendamos que antes de nada te familiarices con los fundamentos de defensa personal. Para ello destacamos dos manuales:

  • Manual de supervivencia urbana: muy popular y que además te enseñará cosas tan útiles como trucos de primeros auxilios empleando objetos cotidianos.
  • Kubotan Power: quizás el más importante de los dos si lo que buscas es defenderte con cualquier cosa que se parezca a un palo pero… ¿qué es el kubotan?

Kubotan: el arte defenderse con un palillo

El kubotan es un arte de defensa personal sencillo y minimalista que emplea un pequeño palo de apenas 14 cm. Su inventor es Takayuki Kubota, quien nació en Japón en 1934 y reside en California. Mr Kubota es décimo dan de kárate, segundo dan de kendo y quinto dan de aikido y judo. En los años 50 fue instructor de defensa personal para la policía de Tokio, también entrenó a militares americanos en defensa personal e incluso a agentes de la CIA. En 1964 le invitaron a hacer una demostración en California y vive allí desde entonces, nacionalizándose como ciudadano de los EEUU en 1974.

En 1978 registró la marca «Kubotan». El Kubotan es una arma de defensa personal, un simple bastoncito de no más de 14cm que se suele llevar como llavero. Tiene 6 hendiduras que facilitan su agarre y normalmente está hecho de plástico endurecido.

El Kubotan fue la respuesta de Takayuki a la petición del Senador del Estado de California Edward M. Davis de crear una arma y un método ad hoc defensa personal para las mujeres policía.

El Kubotan permite concentrar mucha fuerza y presión en un punto muy pequeño. Por ello al Kubotan se le conoce como un «instrumento para ajustar la actitud» ya que es extremadamente efectivo a la hora de desconcertar y erradicar cualquier deseo de agresión en el atacante mediante golpes extremadamente dolorosos empleando puntos de presión y llaves de bloqueo. Pequeño pero matón, sin llegar a matar, claro.

En la práctica cualquier cosa puede hacer las veces de Kubotan, incluido un simple bolígrafo o una linterna. Aprender los principios básicos de defensa personal con un simple palito es un buen primer paso si queremos sentirnos capaces de defendernos con algo más grande, como por ejemplo: un bastón plegable para caminar 😉